¡Confiesalo! ¿Cuántas veces te ha pasado por la cabeza una gran idea, un proyecto y producto final y a la hora de ponerte a trabajar en ello, te quedas en blanco? Vale, empiezo yo, a mi me ha pasado unas cuantas y muy a menudo. Y lo confieso, esos momentos me desesperan.

Así que un día, me dije a mi misma…”Yoli, esto no puede seguir así, tienes que buscar alguna actividad que te permita desconectar de este caos mental y recargar pilas, para ser capaz de poner en orden tus ideas “.

Y después de esta conversación tan íntima como lumínica, me puse manos a la obra y mi primer paso fue hacer una lista de actividades de esas que me hacen mover de la silla y motivar hasta el último poro de mi piel. Sí, lo sé, yo y mi listas. Para mi son la clave de mi planificación y productividad. Sin ellas, no serían tan efectiva, me es imposible resistirme a ellas 😉

Después de hacer mi lista “Desconecta y ponte las pilas” así la llamé, decidí que cada vez que tuviera uno de esos días de “Una gran idea, pero de neuronas fiesteras”  dedicaría 15 minutos de recreo a una de las actividades escritas, elegida totalmente al azar, mi dedo índice es el culpable.

¿Te cuento el resultado? La desconexión y  puesta en marcha tras estos 15 minutos es inmediata. Cuando leo un articulo, veo un vídeo o cierro los ojos durante ese tiempo, no solo las piezas del puzzle encajar, sino que surgen otras nuevas, incluso mejorando la primera.

Ya te harás una idea de cual fue mi siguiente paso ¿no? Entonces te pongo al día, convertí esa lista en una hoja con un diseño molón de eso que me motivan nada más levantar la vista del ordenador, y cada mañana de forma religiosa, en mi horario de trabajo hago dos recreos de 15 minutos, sin momento exacto, solo cuando lo necesito y no conecto con lo que hago. ¡Es mi elixir de trabajo!

Y ahora, llega el momento de las dudas e intriga en donde te estarás preguntando a que dedico esos pequeños espacios. Algunos te pueden resultar cotidianos y otros te sorprenderán mucho, estoy segura de ellos, pero también sé que tras leer este post, la creación de la tuya será inmediata…¿No te lo crees?

Te propongo un juego…¿Qué te parece si empiezo por mi lista y tu sigues la cadena creando la tuya? Puedes compartirla tanto en los comentarios del blog como en el grupo de Facebook #RetoSimplementeHazlo estoy segura que podemos pasar unos momento muy divertidos y tener una nueva lista de actividad por probar;)

¿Empezamos? Esta es mi lista 🙂 

“Desconecta y ponte las pilas”

1# Escuchar esa canción que hace vibrar cada célula de mi cuerpo y me obliga sí o sí a levantar mi trasero del asiento y ponerme a bailar como si de un concierto heavy se tratara.

2# Ver un vídeo de esos que calan tan hondo, que se convierten en mi momento de gratitud de día.

3# Leer un artículo. De mi listas de “destacados para momentos de inspiración”, las fuentes son muy diversas: mi revista favorita, uno post de un blog que sigo, un pequeño fragmento del libro que estoy leyendo en este momento.

4# Escribir en mi diario. Nada nuevo para ti, porque ya te he confesado en otras ocasiones que mi compañero imprescindible para el desarrollo de mi negocio y de mi vida misma, es mi diario. Tener papel y boli a  mano, en momentos de caos mental es mi mayor liberado de palabra fácil, idea legible y conexión neuronal.

Lo que implica una solución inminente a toda preocupación obsesiva creativa. Algo muy natural e innato ente nosotras, mujeres emprendedoras que trabajamos a diario en nuestro proyecto más mimado, nuestro negocio.

5# Una mini siesta. Si, como lees. ¡Eh! que veo tus ojos como plato, vuelve en sí 🙂

Así es, mi hijo pequeño es glotón por naturaleza y no hay madrugada que no despierte a su santa madre, porque tiene hambre. Y reconozcamos lo hay mañanas que lo llevo muy bien, pero hay otras que el cansancio me puede. Un día me dije, “voy ha hacer una cabezadicta de solo 15 minutos”, te puedo confesar que me reía de mi misma. “No pensaba que pudiera descansar en ese tiempo”.

Mi sorpresa, pasados esos 15 minutos fue la misma que la tuya al empezar a leer esta última herramienta. No solo desconecto automáticamente, además repongo fuerzas y me siento como si hubiera dormido horas.

Y hasta aquí. Mi lista “Desconectar y ponte las pilas”ya es publica. ¿Qué te ha parecido?¿Te apuntas algunas de ellas?Por favor, cuéntame cual, que ahora la intriga me persigue a mí 😉

¿Continúas la cadena?Unos párrafos más arriba te prepuse un juego, ¡ahora es tu momento! Continúa la cadena, crear tu propia lista y compartir conmigo esos momento tan increible que nos hacen únicas y divertidas…¿Lista para empezar? Deseando leerte

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Hazte VIP

"Las mujeres cómo yo no lo pensamos. Simplemente lo hacemos".

únete a las más de 3000 mujeres que siguen la #filosofía SH

¡felicidades!

DESCARGA LA MINI-GUÍA

¡felicidades!

DESCARGA EL PACK DE IMPRIMIBLES

¡felicidades!

DESCARGA EL PACK DE IMPRIMIBLES

¡felicidades!